#P1: registros visuales

#Problema 1. Registros visuales

Problema recibido: junio de 2014.
Comienzo de la discusión: noviembre 2014.

La protección del anonimato ha sido uno de los mecanismos fundamentales a través de los cuales los etnógrafos/as ha procurado el cuidado de aquellas personas con las que investigan. No nombrar los lugares donde se realiza la investigación o utilizar pseudónimos para referirse a las personas han sido estrategias habituales. Los registros visuales, particularmente las fotos y videos, plantean un notable problema porque el anonimato es difícil o imposible de mantener muy a menudo. El Problema 1 plantea cuatro problemas relacionados con la utilización de imágenes en el trabajo de campo y la obtención del consentimiento para utilizarlas.

El primer problema es cómo y cuándo gestionar el consentimiento informado, en determinadas situaciones como encuentros culturales, situaciones pasajeras y de duración limitada en el tiempo, puede resultar extraño o violento llegar con un formulario de consentimiento informado con membrete de la universidad.

El segundo problema se produce cuando además los objetos visuales no han sido elaborados por el propio investigador sino que pertenecen a terceros. En este caso lo que está en juego no es sólo el anonimato de los representados sino la autoría del creador de ese objeto. Cómo gestionar el consentimiento para utilizar las imágenes de aquellos que participan teniendo en cuenta el carácter muchas veces relativamente informal de ciertos encuentros.

Un tercer problema: en ocasiones las imágenes que toma el propio investigador son publicadas en Internet (Facebook, Twitter, etc.) como forma de devolución o como parte de la sociabilidad de esos contextos.

El cuarto problema se refiere a la posibilidad de compartir la documentación con los organizadores de determinadas actividades culturales. De hacerlo así el investigador no podría controlar su distribución y asegurar el anonimato así que se plantea la pregunta sobre cómo organizar el archivo y a qué parte de él dar acceso.

Anuncios

3 comentarios en “#P1: registros visuales

  1. Hola a todos

    Un par de preguntas sobre el texto:

    La primera es sobre el consentimiento informado. Algo que en mi curso intento que aprendan mis alumnos es que no se trata de un documento por escrito, ni rígido (puede variar en el tiempo, igual que el trabajo de campo) y que debe adecuarse el trabajo de campo en cuestión (evoluciona y cambia). Nada que ver con los CI que recibimos en las pruebas médicas o con aquellos que se obliga a presentar en los comités de bioética de las universidades, con el fin de dar el visto bueno a un proyecto de investigación (son protocolos más o menos formales). La cuestión es si habéis probado a defender en algún comité universitario de bioética este tipo de particularidad de vuestro CI, que poco tiene que ver con la investigación clínica, por poner un ejemplo. Es algo que la propia universidad ha de aceptar como parte de sus protocolos, no creo que sea algo que podáis gestionar de modo individual.

    La cuestión del anonimato en internet: Supongo que sabéis que toda imagen que se publica en facebook es propiedad de dicho grupo, de modo que no veo manera alguna de proteger el anonimato de vuestras fuentes si se usa ese medio. No sé si la sociabilidad en redes sociales es, por tanto, el mejor medio para sociabilizar con los grupos con los que trabajáis. ¿Barajáis otras opciones de intercambio (whatsapp, evernote…)? Entiendo que internet es un medio fantástico para compartir información pero hay que saber qué programas utilizar y qué control se tienen sobre las publicaciones o datos que en ellos se cuelgan. No me parece que facebook sea, de ningún modo, una buena opción, en mi opinión.

    Un saludo a todos
    Marta García-Alonso (UNED)

    • Marta, planteas varias cuestiones interesantes. En lo que se refiere a Facebook el sitio no es exactamente propietario del contenido que publicas, sólo le concedes licencia para usar tus contenidos mientras mantienes tu cuenta abierta (abajo la descripción de la licencia de Facebook). La cuestión, creo yo, es que en determinados contextos la sociabilidad está mediada por tecnologías como Facbeook e implica esa práctica de compartir registros visuales, participar socialmente en esos contextos implica desarrollar ese tipo de prácticas, ¿debería un investigador participante eludirlas? La cuestión es complicada.

      ¿Por qué no te sumas a la discusión que tenemos?, Marta.

      Abajo la licencia de Facebook:

      “En el caso de contenido protegido por derechos de propiedad intelectual, como fotos y videos (en adelante, “contenido de PI”), nos concedes específicamente el siguiente permiso, de acuerdo con la configuración de la privacidad y de las aplicaciones: nos concedes una licencia no exclusiva, transferible, con derechos de sublicencia, gratuita y aplicable en todo el mundo para utilizar cualquier contenido de PI que publiques en Facebook o en conexión con Facebook (en adelante, “licencia de PI”). Esta licencia de PI finaliza cuando eliminas tu contenido de PI o tu cuenta, salvo si el contenido se compartió con terceros y estos no lo eliminaron.”

  2. Sí, Adolfo, tienes toda la razón (error mío hablar de propiedad y no de licencia para usar y transferir contenidos ) pero el problema sigue ahí: aunque no sean propietarios de iure, lo terminan siendo de facto puesto que el problema en estos sitios es cómo controlar la información, de modo que pueden usarla, transferirla, el tiempo que quieran (sine die en muchos casos). Pienso en la última parte del párrafo y que tantos líos trae a los usuarios de facebook: “salvo si el contenido se compartió con terceros y estos no lo eliminaron.”
    Pero ahí, el control es imposible. No sólo porque controlar la privacidad se hace cada vez más complicado con las herramientas que ellos mismos ponen por defecto (el usuario normal se pierde o ni siquiera sabe que existe), sino porque, una vez que aceptas que un amigo comparte un contenido tuyo, nunca sabes dónde va a ir a parar. La gente acepta como parte de sus círculos a amigos, colegas, alumnos, antiguos compañeros de trabajo, gente de su pueblo… ¿Cómo sabes cuáles son, a su vez, los círculos de estas personas y, por tanto, dónde terminará tu información, fotos, etc?
    Esa, creo yo, es la estrategia perfecta de Facebook para hacerse con material ingente de fotos e información porque es imposible controlarla. Al menos, lo es para los usuarios normales.
    Un abrazo
    Marta
    PD No subo esto a vuestra discusión sobre investigación en internet porque soy simple usuaria, así que poco más puedo añadir sobre esto. Me gustaría saber qué opináis vosotros. No obstante, no penséis que soy ninguna ludita, trabajo en la UNED y me paso la vida investigando con herramientas on line (encantada, además).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s